Saltar al contenido
mundovespa

Vespa Sprint 150

julio 18, 2018
vespa sprint 150

En 1965 Piaggio añadió a su ya surtido catálogo una nueva Vespa con un nombre muy agresivo que recalcaba sus prestaciones: Vespa Sprint. Se fabricaron un total de 203.923 unidades de esta Vespa Sprint 150.

El bastidor es igual al de la anterior 150 GL de 1963, así como el manillar con el característico faro trapezoidal y el cuentakilometros en forma de abanico.

La Vespa Sprint llevaba de serie asiento monoplaza con bandeja portapaquetes de chapa de acero estampada, sobre la cual se puede colocar un asiento para el pasajero.

 

frontal vespa sprint 150

 

El manillar, con el faro de forma trapezoidal con cerco cromado fabricado por Siem, es muy deportivo, igual que el piloto trasero. En la parte derecha del escudo va la placa con la palabra Vespa y el poco habitual añadido del nombre del modelo..

Arriba en el centro lleva el escudo de Piaggio, que en este modelo es el hexagonal utilizado a partir de 1967. El escudo de protección va rematado por un borde de aleación de aluminio, igual que las carcasas laterales y los guardabarros. El delantero lleva en el centro una cresta de aluminio brillante.

La carcasa lateral izquierda de la Sprint, convertida en cofre, lleva cierre con llave en la puerta. En la bandeja portapaquetes de chapa estampada, instalada de serie tras el asiento monoplaza, se puede colocar otro asiento para el acompañante. El piloto trasero es muy grande y lleva un catadioptido rojo montado en el centro. Justo encima hay una placa oblícua de aluminio brillante con la inscripción 150 Sprint.

 

 

El motor de la Vespa Sprint 150

Cuatro marchas, grandes prestaciones

El esquema del motor es el clásico dos tiempos con distribución por válvula rotativa, cilindro horizontal y refrigeración forzada con una turbina montada sobre el volante magnético.

El sistema de admisión por válvula rotativa (que es en realidad el contrapeso izquierdo del cigüeñal) permite disminuir la proporción de aceite en la mezcla.

El cambio es de cuatro marchas para reducir la perdida de revoluciones del motor en cada cambio. El embrague, de discos múltiples en baño de aceite, es muy robusto y muy progresivo en las arrancadas. El sistema de encendido consiste en un volante magnético con la bobina de alta tensión en el exterior para evitar el recalentamiento.

El carburador queda en el interior del hueco del filtro del aire, que aspira aire “limpio” de una zona vacia vacía del casco a través de un manguito de goma.

El silenciador del escape es muy eficaz.

Comportamiento en marcha de la Sprint

Gran velocidad, frenos excelentes.

La Vespa Sprint 150, digna heredera de la 150 GL, es superior, además de en aceleración, en velocidad máxima, que es de 94 km/h. A pesar del aumento de la velocidad máxima, las mejoras introducidas en el motor por los técnicos de Pontedera no hicieron aumentar el consumo de combustible, que se mantiene en 2,1 l/100 Km.

Es muy ágil en el tráfico urbano y sólo se encuentra con algún probleema sobre los firmes muy irregulares, por el pequeño diámetro de las ruedas. En cualquier situación la conducción resulta muy agradable.

El motor es silencioso y los frenos potentes, raramente crean problemas, sólo hay que tener cuidado de no apretar demasiado el delantero, sobre todo cuando el tambor está aún frío, para evitar bloquear la rueda.

También se tuvo en cuenta la autonomía: con un depósito de mezcla es posible recorrer cerca de 370 Km. Este modelo de vespa también puede llevar rueda de repuesto. Que se coloca en un soporte detrás del escudo de protección.

Piaggio, 50 años después nos presentó la nueva Vepa Sprint 150 del siglo XXI, que en cierto modo mantiene algunos rasgos característicos del modelo clásico

 

vespa sprint 150 2016

 

También te puede interesar de mundovespa: